Escuela Nuestro Mundo mantiene clases normales y un protocolo de comida sellada al vacío

27 de los 50 niños con malestar llegaron hoy a clases

Ayer tras las primeras mediciones de la autoridad sanitaria, se descartó problemas con el servicio de agua, mientras que hoy se tomó las muestras de la minuta alimentaria en cuestión, esperando tener los resultados el próximo martes a más tardar.

La tarde del jueves, se alertó de un posible caso de intoxicación, tras la manifestación de algunos alumnos sobre un olor extraño en  la compota de postre de la minuta, la que fue retirada de inmediato, siendo reemplazado por una fruta fresca. Pero tras media hora del incidente, seis niños de educación básica manifiestan dolores estomacales y uno con vómito.

De inmediato se activó un protocolo, dando aviso a los apoderados, siendo retirados alrededor de 50 escolares de educación básica, de los cuales sólo 7 llegaron al servicio de emergencia del Hospital San Martín, quedando con indicaciones para el malestar. De ellos, 27 llegaron hoy a clases normales.

Como parte del protocolo, el Departamento de Educación Municipal ayer cierra la cocina, pues “cuando ocurren este tipo de situaciones, activamos el protocolo, ayer y hoy se está entregando una colación sellada al vacío, fría tanto desayuno como almuerzo”, así lo explicaTrinidad Chapa, encargada comunal del programa Junaeb en Red Q,

Parte de este protocolo también fue solicitar desde el Departamento de Educación la medición al nivel de cloro por parte de la empresa de suministro de agua, lo cual sucedió alrededor de las 18.30 horas y arrojó resultados en rangos normales. Esas mismas muestras fueron revisadas por la SEREMI de Salud, comprobando la prueba.

Mientras tanto, ayer la cocina quedó cerrada a la espera de tomar las pruebas de la minuta, que correspondió a pollo con arroz y la compota, lo cual ocurrió este viernes por la mañana con la visita de la Seremi, esperando tener esos resultados entre lunes y martes de la próxima semana, los que se van a cruzar con las pruebas realizadas a los niños en el hospitales, los cuales van a  determinar el origen del incidente.

Daniela Cruz, apoderada de alumno afectado, indicó desde la escuela “sí me avisaron, y a todos los apoderados sobre lo sucedido», y que su hijo no se vio muy afectado “no fue tanto”, aseveró.

Finalmente, Trinidad Chapa, reiteró que “no estamos clausurados ni como casino ni como colegio (…) queremos entregar tranquilidad a la comunidad,  hoy los niños volvieron con normalidad, de los 50 afectados, 27 volvieron sin ningún inconveniente”; aclarando que a alrededor de 220 niños hoy se le entregó colación de contingencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *